Quantcast
hispanictiempo.com

'Mayo' Zambada dice que tiene miedo de ser arrestado


admin | 4/5/2010, 8:08 a.m.

(AP) — Ismael "El Mayo" Zambada, uno de los presuntos capos más buscados del narcotráfico mexicano, admitió que vive con miedo de ser atrapado y que cree que el Ejército ha estado cerca de aprehenderlo en varias ocasiones, en una entrevista poco común con una revista.

"Tengo pánico de que me encierren", dijo a la revista Proceso . Zambada presuntamente controla el cártel de Sinaloa junto con el fugitivo Joaquín "El Chapo" Guzmán.

El presunto traficante señaló que cree que el Ejército lo acorraló cuatro veces y agregó que los militares estuvieron cerca de atrapar a Guzmán incluso en más ocasiones.

"Huí por el monte, del que conozco los ramajes, los arroyos, las piedras, todo", dijo. "A mí me agarran si me estoy quieto o me descuido, como al Chapo".

Zambada ofreció reunirse con el fundador de Proceso, Julio Scherer, y le dio instrucciones específicas sobre cuándo y dónde se realizaría la entrevista, dijo la publicación.

En el encuentro, Zambada dijo que siempre quiso conocer a Scherer, pero la revista no ofrece otra explicación sobre la razón por la que daría una entrevista después de pasar años huyendo de las autoridades. Casi no se tienen referencias de presuntos narcos mexicanos que hayan hablado con la prensa mientras estaban en libertad.

Zambada y Guzmán son los dos presuntos narcos más buscados de México, con una recompensa de dos millones de dólares por información que conduzca a su arresto.

La entrevista ocurrió mientras el hijo del "Mayo", Jesús Vicente Zambada Niebla, enfrenta juicio en Chicago por cargos de asociación ilícita para importar y vender grandes cantidades de cocaína y heroína en Estados Unidos.

Zambada Niebla, quien se declaró inocente, fue arrestado el año pasado en la Ciudad de México y fue extraditado en febrero a Estados Unidos.

Las oficinas del presidente Felipe Calderón y del Procurador General de Justicia dijeron que no harían declaraciones sobre la entrevista en lo inmediato.

Guzmán, que escapó de una prisión escondido en un carrito de lavandería hace casi 10 años, ha sido incluido en la lista de la revista Forbes de los hombres más ricos y poderosos del mundo, lo que causó malestar en México.

"El Chapo Guzmán y yo somos amigos, compadres, y nos hablamos por teléfono con frecuencia", dijo Zambada e incluso agregó que podría tratar de arreglar una entrevista entre el Chapo y Proceso.

Las autoridades mexicanas acusan al cartel de Sinaloa de gran parte de la violencia en la sangrienta guerra del narcotráfico.

El conflicto dejó más de 18.000 muertos desde que el presidente Felipe Calderón asumió el poder en el 2006 y convirtió a Ciudad Juárez en una de las localidades más peligrosas del mundo debido a la lucha entre los cárteles de Sinaloa y de Juárez.

En Estados Unidos, Vicente e Ismael Zambada están acusados de usar aviones, lanchas, camiones y autos para traficar casi 50 millones de dólares en cocaína desde Colombia a Nueva York, Nueva Jersey, Chicago y California entre agosto del 2001 y junio del 2002.

En la entrevista, Zambada se negó a responder preguntas sobre su hijo y sólo dijo que llora por él.

En noviembre, un sobrino de Zambada, Jesús Zambada Reyes, que estaba cooperando con las autoridades mexicanas, apareció muerto en una casa de la Ciudad de México, al parecer tras suicidarse. Zambada Reyes fue capturado en el 2008 y acusado de traficar cocaína por los aeropuertos cercanos a la Ciudad de México.

"No sé si tuviera los arrestos para matarme. Quiero pensar que sí, que me mataría", dijo Zambada a la revista.

Scherer contó que él y un acompañante fueron llevados en una caravana de cuatro autos a una casa poco amueblada donde durmieron una noche. A la noche siguiente, los llevaron en auto entre las montañas hasta que llegaron a una casa rústica de dos habitaciones donde se reunió con Zambada.

Zambada no dio detalles sobre sus presuntas actividades criminales, sino información sobre su vida personal. Dijo que Zambada Niebla es el mayor de sus cinco hijos y que tiene cinco nietos y un bisnieto. También contó que tiene una esposa y cinco mujeres más.

Zambada insistió en que no habría ninguna diferencia si lo capturan.

"En cuanto a los capos, encerrados, muertos o extraditados, sus reemplazos ya andan por ahí", dijo.